Entre razón y religión. Dialéctica de la secularización

Habermas, Jürgen

$4.900

Quedan sólo 0 unidades

Cant:

A G O T A D O

Uno de los más connotados filósofos de la actualidad, Jürgen Habermas, y el entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger, nombrado sólo unos meses después de que se realizó el diálogo que esta obra documenta como papa Benedicto XVI, intercambian puntos de vista sobre los fundamentos de un orden social libre y pacífico. ¿Cómo evitar que la modernización se descarrile? ¿Pueden razón y religión imponerse límites entre sí? Estas páginas documentan un encuentro, orientado al futuro, sobre el estado del pensamiento contemporáneo.

ISBN: 9789681684365
N° Edición: 1
N° páginas: 56
Año: 2008
Tamaño en cms.: 11 x 17
Tipo de edición: Rústico
Editorial: Fondo de Cultura Económica

Hemos retomado nuestros despachos. Los envíos pueden sufrir algunas demoras debido a la alta demanda que tienen los couriers durante esta emergencia sanitaria. Agradecemos tu paciencia Lee más aquí

Puedes pagar con Tarjeta de Crédito, Redcompra o Transferencia Bancaria.

Se podrá solicitar el cambio o la devolución si el producto presenta fallas de origen o si no cumple con las características anunciadas. Lee más aquí

Habermas, Jürgen

Habermas, J. Düsseldorf, Alemania, 1929. Estudia en Gottinga y en Bonn, doctorándose con una tesis sobre Schelling. Es ayudante de Adorno de 1956 a 1959 en el Instituto de Investigación Social de Francfort. Profesor en Heidelberg de 1961 a 1964, profesor titular de Sociología y Filosofía en Francfort de 1964 a 1971, dirige a partir de este último año el Instituto Max Planck de Starnberg, volviendo a Francfort en 1983. Tomada en su conjunto, la obra de Jürgen Habermas resulta de difícil acceso. La variedad de los intereses, el rigor de sus planteamientos teóricos, junto con a continua referencia y aprovechamiento de investigaciones de áreas diversas, obligan a una lectura lenta y minuciosa y al mismo tiempo lo revelan como un pensador atento y dispuesto a participar y polemizar en un diálogo real con sus contemporáneos. Su temática es tanto sociológica y filosófica cuanto científica y política. Influido por el Heidegger de Ser y tiempo y los jóvenes, el Lukács de Historia y conciencia de clase lo pone en contacto con los ¨temas de izquierda¨. Lee a Marx y a los sociólogos del conocimiento, agregando en Francfort a sus lecturas los textos de Bloch, Benjamin; Marcuse y naturalmente los de Horckheimer y Adorno. Espantado por el nazismo, posible consecuencia de la irracionalidad racionalidad instrumental- la que atiende a medios descuidando el análisis de los fines- y quizá la expresión más dolorosa del proyecto moderno, se esfuerza desesperadamente por encontrar el ámbito intersubjetivo de la comunicación la clave que permite reanudar ese proyecto, reinterpretarlo y realizarlo. Por sus estudios en sociología entra en contacto con trabajos empíricos de comunicación de masas y socialización política, y con la obra de Durkheim, Weber, y Parsons. En esa época escribe Historia y crítica de la opinión pública y Teoría y praxis, en un intento de proseguir el marxismo hegeliano y weberiano de los años veinte. Se interesa también por la hermenéutica de Gadamer. De forma simultánea se dedica intensivamente a la filosofía del lenguaje y a la teoría analítica de la ciencia. Considera el pragmatismo americano -Peirce, Dewey, Mead - como una interesante propuesta para compensar las debilidades de la teoría marxiana de la sociedad. Todo ello, incluido el programa de Chomsky, la teoría de la acción lingüística de Austin sistematizada por Searle, lo conducirán a la idea de una pragmática universal desarrollada ampliamente en su Teoría de la acción comunicativa.