Fcechile
#=Page
búsqueda avanzada

FCE y UAI lanzan tercer tomo de colección “Historia política de Chile, 1810-2010”
viernes, 31 de agosto de 2018

FCE Y UAI LANZAN TERCER TOMO DE COLECCIÓN “HISTORIA POLÍTICA DE CHILE, 1810-2010”

“Problemas económicos”, editado por Andrés Estefane y Claudio Robles, estudia los vínculos y mutuas determinaciones entre economía y política en la historia republicana, con el objetivo de iluminar los invisibilizados vínculos entre ambas esferas.

Constituir una historia económica de Chile en el sentido disciplinario estricto, sino más bien un conjunto de aproximaciones globales a la economía política que explica dicha historia. La particularidad de su enfoque y los diálogos que propone con las contribuciones incluidas en los otros tomos de la colección “Historia política de Chile, 1810-2010", refuerzan esta primera caracterización. Si bien estos capítulos estudian la trayectoria de problemas económicos específicos y evalúan el desempeño de sectores o actividades determinadas en el marco de las transformaciones experimentadas por el proyecto nacional, esa tarea se complementa con esfuerzos de comprensión de la naturaleza política delos conflictos generados por el encuentro de intereses diversos, por la confrontación de los discursos económicos que racionalizaron y legitimaron esos intereses, así como por el papel del Estado y sus instituciones en la definición de la economía política local.

El tomo “Problemas económicos” no pretende

PUERTA DE ENTRADA Sin perder de vista que toda aproximación el tomo propone una puerta de entrada a la convergencia entre historia política e historia económica y lo hace reconociendo la necesidad de superar las historias sectoriales a través de diálogos permanentes, no solo entre estos dos campos, sino también con las ciencias sociales en general. Sin embargo, esta concurrencia no puede agotarse en la cuestión disciplinaria si pretende apelar a públicos situados más allá de las fronteras académicas. De ahí nuestra insistencia en que el examen de las interconexiones formales e informales entre política y economía recupere también el talante cívico que exhibieron experiencias analíticas previas, las cuales, en su propósito de proponer soluciones democráticas a los problemas del desarrollo, dotaron de rigurosidad empírica y teórica, y también de novedad, a la discusión pública.

Los trabajos reunidos en este tomo identifican al menos tres dimensiones en que la interconexión entre los elementos de orden político y el curso de la economía significativa. La primera refiere al papel de la intervención estatal en la resolución de los conflictos derivados de los problemas o cuestiones económicas estructurales. Una segunda dimensión refiere a la posición dominante o hegemónica del capital extranjero, y el control de “grupos económicos” en los principales sectores de Lo anterior prefigura dimensión: la es- trecha dependencia entre la política económica y las relaciones de poder que cruzan a la sociedad chilena, entendiendo a estas últimas como de la conflictividad política y las instituciones y espacios que la procesan.

INTERESES Los capítulos constatan que las políticas económicas no han sido instrumentos eminentemente técnicos ni han respondido en forma exclusiva al repertorio de decisiones aconseja para enfrentar los problemas de la realidad. Por el contrario, y a esto contribuye la identificación de la economía política que sostiene a las políticas económicas, en ellas se expresa el juego de intereses entre los diversos actores que buscan influir por canales formales e informales en la conducción económica, desde las asociaciones de empresarios a las organizaciones sindicales, pasando por instituciones educacionales, centros de pensamiento y partidos políticos. Con desiguales grados de poder y articulación, la capacidad con que cada uno de estos actores ha intervenido en los escenarios de conflicto resulta gravitante para examinar las decisiones del Estado en la definición de la política económica, agente que en función de sus propios programas y objetivos, configurando un protagonismo que no puede reducirse a mera mediación o arbitraje.