Fcechile
#=Page
búsqueda avanzada

La partida de un crack: muere el escritor mexicano Ignacio Padilla
domingo, 21 de agosto de 2016

Reconocido cuentista, el autor de 47 años falleció en un accidente automovilístico.

Javier García 21 de agosto del 2016 / 00:52 Hrs

“Hoy es un día negro para todos los lectores, para el cuento. Se nos ha ido Ignacio Padilla, amigo y fabulador”, apuntó ayer en su cuenta de Twitter la editorial española Páginas de Espuma, que publicó tres títulos del narrador mexicano Ignacio Padilla, quien murió a los 47 años. Ayer se hizo pública la información. “El escritor falleció la noche del viernes 19 de agosto en el estado de Querétaro a consecuencia de un percance automovilístico”, señaló en un comunicado la Secretaría de Cultura de México. 

“Generalmente la literatura es una actividad solitaria, no me dejarán mentir y, sin embargo, he tenido la fortuna de vivir la literatura como una actividad de grupo, de amistad, la generación del Crack es sólo un ejemplo”, dijo Ignacio Padilla en alusión al grupo de autores que conformó junto a Jorge Volpi, Eloy Urroz y Pedro Angel Palou, que en 1996 publicaron su manifiesto. El comentario lo hizo a comienzos de agosto cuando se le rindió un homenaje por su obra en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México, capital en la que nació en 1968. 

Ignacio Padilla, quien estudió literatura inglesa en la U. de Edimburgo y un doctorado en Salamanca, en los 90 fue director editorial de revista Playboy. Década en la que obtuvo el Premio Juan Rulfo por su novela La catedral de los ahogados. Su obra aumentaría con el tiempo a 30 libros, donde destacan títulos de cuentos como El androide y las quimeras; los ensayos La isla de las tribus perdidas, que alcanzó el Premio Iberoamericano Debate-Casa de América 2010, y la novela El daño no es de ayer, que obtuvo el Premio La Otra Orilla 2011. 

En noviembre de ese año estuvo en Chile promocionando su obra galardonada.  “Es una novela que pretende ser una parodia cervantina ante una serie de arquetipos seudoliterarios y religiosos, como el fin del mundo o los extraterrestres”, dijo a este diario. En la oportunidad, lamentaba el fallecimiento, una semana antes de su llegada, del autor mexicano Daniel Sada. “Su muerte viene a completar la pérdida de Roberto Bolaño. Ambos escritores, en plena producción, que proyectaban su literatura”, señaló el autor que también desarolló la narrativa infantil.  

Ayer, en las redes sociales, escritores latinoamericanos como Carmen Boullosa, Edmundo Paz Soldán, Antonio Ortuño, Paco Ignacio Taibo II, Yuri Herrera y Pablo Simonetti lamentaron la partida de un crack. “Brillante narrador y persona de primera línea”, indicó Boullosa en Twitter. 

A inicios de este mes, Padilla también dijo en la ceremonia que lo celebraba: “Me siento con mayor libertad de pulir el diamante en bruto del lenguaje y he propuesto una obra cuentística como proyecto de vida”.