Fcechile
 
#=Page
búsqueda avanzada

Novelas, ilustrados y crónicas: lo más vendido de la FILSA 2016
martes, 8 de noviembre de 2016

Durante 17 días el Centro Cultural Estación Mapocho estuvo dispuesto para que el público paseara entre sus pasillos y degustara de los miles de ejemplares que las editoriales ofrecían en sus más de 100 stands de todos los tamaños y colores. El 20 de octubre se dio inicio a las 36ª versión de la Feria Internacional del Libro de Santiago, que este año fue escenario de 650 actividades. La oferta editorial abarcó desde novelas, cuentos, ficción y no ficción hasta recetarios y cómics para todas edades.

La FILSA cerró el pasado domingo 6 de noviembre. Y los sellos y distribuidores en general sacan cuentas azules.

El grupo editorial Penguin Random House ocupó uno de los espacios más grandes de la feria. Entre sus títulos más vendidos estuvieron la primera y la segunda parte de Historia secreta de Chile, de Jorge Baradit, así como la novela póstuma de Roberto Bolaño, El espíritu de la ciencia ficción, publicado con etiqueta Alfaguara.

Para el Grupo Planeta, el libro más vendido fue Las aventuras de Sofía, de Ignacio Carrasco y Esteban Castillo, una historia que salta desde un canal de YouTube con más de 550 mil suscriptores. También destacaron El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, de Ransom Riggs, La chica del tren, de Paula Hawkins, libros que han sido llevados a la pantalla grandedurante este año. Un fenómeno similar al de la saga de Harry Potter y el legado maldito, una obra de teatro escrita por Jack Thorne a partir de los libros de J.K Rowling y que fue el título más solicitado en Editorial Océano. El balance es positivo, indica Cristian Ortega, jefe de Comunicaciones de Planeta, con unos 15 mil ejemplares vendidos, pero según él se notó un “descenso de la afluencia de público”.

En la editorial mexicana Fondo de Cultura Económica, los títulos más exitosos fueron obras ilustradas: Los pueblos originarios de Chile, de Rosemarie Cerdá Cattan y Había una vez un niño…, del australiano Oliver Jeffers, que ayudaron a obtener una cifra de unos 5 mil ejemplares en total vendidos por la editorial.

En Ediciones B indican que El libro negro de la justicia chilena (1999), de Alejandra Matus, vendió cerca de 500 ejemplares. Así mismo, Doña Lucía (2013), otro de los títulos publicado por la autora, vendió cerca de 300 unidades. Por su parte, la Cooperativa de Editores de la Furia con sus autores independientes dio con una venta aproximada de mil títulos, entre los que destacan Liceo de Niñas(Oximorón, 2015), de Nona Fernández, y el recetario vegano Reina Palta (Grafito Ediciones, 2016), de la cocinera Antonia Cafati y la ilustradora Pati Aguilera.

Para Paulo Slachevsky, presidente de la asociación Editores de Chile, “la participación en esta feria marca un significativo paso adelante”. Slachevsky destaca el espacio otorgado a las editoriales chilenas en la nave central de la Estación Mapocho. “Pudimos hacer visible y ofrecer al público una buena muestra de la bibliodiversidad que expresa la edición chilena. No somos un mero importador de la producción intelectual de los países del norte. Esperamos seguir avanzando en esta dirección, enfrentando así el colonialismo cultural, en sus diversas expresiones, que hoy nos domina”, señala.